¡Gracias por estar acá!

viernes, 16 de septiembre de 2011

El hombre que no se podía enamorar


El increíble Castillo vagabundo es para mi la película mas hermosa de Hayao Miyazaki. En ella Miyazaki nos invita a un nuevo viaje onírico y metafórico, en el que sabe mezclar en perfecta armonía magia, talento artístico, belleza visual y habilidad narrativa. Nos cuenta una historia de amor, el comienzo, y algunos intrincados caminos que tomamos los complejos seres humanos al enamorarnos.
No voy a aburrirlos, solo voy a decir lo que me parece menos obvio en la película.
En ella cuenta de la vida de Sophie, una muchacha con poca autoestima que ha decidido seguir un negocio familiar que no la hace feliz. También habla de Howl, un mago de pésima reputación entre las mujeres, por ser egoísta y mujeriego. En el momento que ambos se encuentran, la bruja Calamidad lanza una maldición sobre Sophie y la convierte en una anciana.

Esto último me parece lo mas curioso de la película. Howl sabe el secreto de Sophie, por eso no le sorprende verla joven mientras duerme. Él debe verla tal cual es, al igual que el demonio que mueve el castillo. Como en una relación de pareja ambos llevan sus "cosas a cuestas", en esta película las cosas a cuestas son maldiciones a superar. Sophie ya estaba maldita por ella misma antes de conocer a la bruja Calamidad. Esta le tira una aparente maldición, pero esta apariencia de vieja es la que justamente le permite acercarse a Howl y por tanto al amor.
Ella dice sentirse mas sabia, cuando se ha convertido en realidad en una fracción de ella misma que todas llevamos dentro. Es la vieja, la que sabe sobre todas las cosas y todos los procesos de la psique. En Mujeres que corren con los lobos, Pinkola Estés la nombra desde el principio y la describe permanentemente. A veces es una bruja y otras veces una madre, pero siempre es vieja.
Por eso puede ayudar a Howl, porque en su inmensa sabiduría ella confía en quien es verdaderamente Howl. Mas allá de toda esa magia y ese constante moverse por el mundo, esas cientos de caras, nombres y formas, ella lo ha visto en donde todo comenzó.
También me animaría pensar que ella se transforma en la edad que en realidad se siente su mente y su cuerpo. Ella no quiere ser joven ni atractiva, está llena de responsabilidades que la agobian. Cuando libera su corazón y se anima a amar a Howl se vuelve joven, se conecta con las ganas de su edad, con la vida que tiene por delante y sobre todo con la esperanza. Por eso le dice a Howl "lo bueno de ser viejo es que no tienes nada que perder" justo en ese momento retoma su aspecto anciano. También la vemos cambiar permanentemente, y cuando le grita a la reina, que ella cree en Howl, que no es egoísta ni todo lo que le están diciendo, recupera su aspecto joven y la reina le dice que "Estás enamorada".
He aquí la guerra que pelea Howl, es mas interna que externa. Muestran un "guerra externa" pero la verdaderemente importante parece ser la batalla que Howl libra hasta quedar hecho una sombra, y con el riesgo de quedar hecho un monstruo que no recuerda nada sobre la vida de los hombres.
Esto último me hizo recordar un poco la historia de "La bella y la bestia". En ambas los protagonistas luchan contra el tiempo, contra una rosa que pierde los pétalos o un hombre que se convierte en un demonio.
También está el tema de la "atemporalidad". Si uno ve esta película por momentos piensa que se lleva a cabo hace dos siglos, y por momentos nos sorprende con máquinas futuristas y enchufes. Mi conclusión es que esto no es un error o falta de dirección en el guión, sino que refleja la atemporalidad del inconsciente. Eso que siempre queda allí como si hubiese sido ayer que pasó o existió. A veces uno cree que el tiempo solo hace que las cosas pasen, pero as verdades no tienen un tiempo. Era verdad hace 1000 años y es verdad ahora, lo era cuando teníamos tres años y también ahora a los 32.
Lo mismo los lugares. Hemos estado inmersos en un sueño, donde de pronto estamos aquí y a un instante estamos allá. El inconsciente es así, no es de lugar ni de tiempos. Soñamos que estamos en nuestra casa y al instante en nuestro trabajos... y sin ropa lamentablemente.

Es una película que fue muy difícil de comprender por completo para mí, y que pude terminar de juntar los porqués está última vez que la vi y que fue justamente después de terminar de leer
Mujeres que corren con los lobos.
Como es viernes, día de pelis, les tiro el dato: Pueden verla en youtube!!! Justo en el link de arriba.





Ah!! Y la película es en verdad una adaptación de un libro que me pondré a conseguir porque dicen que es muy bueno.

¡Buen fin de semana!

15 comentarios:

  1. Hola, Caro!!

    Intento saludarte en tu blog y enviarte algo que quizás te resulte interesante y quieras divulgar, pero no logro publicar mi comentario!

    un abrazo de loba!

    ResponderEliminar
  2. Vale, ya sé lo que pasa... que el artículo que quiero enviarte es giganteee!!! jajaja.. Te lo envío a trozos? a ver

    ResponderEliminar
  3. Empiezo... Es un artículo que en mi blog (sí, sigue en modo privado) titulé: "Volver al origen no es retroceder, quiza sea andar hacia el saber. (Macaco)", y que enseguida pensé que tal vez te gustaría difundir en el tuyo.

    El artículo lo escribe un catedrático de economía, y se titula y dice como sigue:

    Lo que no se dice, lo que no se entiende.

    Santiago Niñó Becerra - Miércoles, 07 de Septiembre
    ‘Pero en verdad, ¿qué está pasando?’, me preguntan vecinos, conocidos, amigos; las versiones oficiales no cuadran con las percepciones de la ciudadanía. Tanto se ha dicho, tanto se ha prometido, tanto se ha utilizado el ‘mañana sí’, que hasta los más crédulos ya están dudando. ‘Pero en verdad, ¿qué está pasando?’.
    En dos palabras. El mundo hoy tiene cinco problemas. 1) muchos de los elementos del planeta: familias, países, personas, empresas, deben una pasta que muchísimos de ellos no pueden pagar, 2) no se crece o se crece poquísimo porque el planeta se ha acostumbrado a crecer a crédito, un modo de crecer que ya no da más de sí, 3) el crecimiento habido en estos últimos veinte años ha estado basado en el consumo de lo máximo posible de todo por parte de todos y de forma creciente, y la demanda ya ha agotado sus capacidad de endeudamiento, 4) se ha estado suponiendo que la oferta de recursos era ilimitada, y ahora se sabe que eso no es así, y 5) cada vez es necesario menos factor trabajo.

    ResponderEliminar
  4. (Sigo)

    Decía ‘cinco problemas’ en base al modelo económico que adoptamos en los 1950s, unos problemas que son irresolubles porque son problemas nacidos del funcionamiento del modelo, es decir, no es posible resolver esos problemas, hay que cambiar el modelo.
    Pero cambiar de modelo tiene consecuencias porque el modelo que hay que adoptar no estará basado en la abundancia sino en la escasez: asumir que un porrón de deuda no será pagada, que se producirá una caída abrupta en el crecimiento potencial, que el nivel de bienestar decrecerá para una gran mayoría, que el desempleo estructural del factor trabajo será muy elevado, que una proporción elevada de personas no van a ser necesarias para producir nada que nadie va a consumir, …
    Terrible, ya, pero la dinámica histórica lleva a situaciones inevitables: la Gran Depresión fue inevitable porque el modelo entonces en uso no fue capaz de asumir el aumento de productividad que se produjo en los años veinte; nuestro modelo fue inevitable porque el consumo era la única forma para dar salida a ese aumento de productividad (lo que sucede es que mientras ha durado los efectos han sido geniales); un modelo basado en la optimización es inevitable para afrontar un escenario de recursos escasos.
    Con voluntad, arrojo, coordinación, sacrificio, compenetración, y aparcando egoísmos e individualismos se puede mitigar y amortiguar los efectos de lo que está viniendo, pero eso que está viniendo no se puede, NO SE PUEDE, evitar.

    ResponderEliminar
  5. (Acabo)
    Lo único que depende de nosotros es como queremos que sea esta crisis: o terrible, horrorosa y salvaje, o muy mala, muy penosa y muy dolorosa. Yo, la verdad, escogería lo segundo. Y soy optimista: pienso que se escogerá, por instinto de supervivencia: por inevitabilidad.
    ¡Ah!, y por decimoséptima vez: no se trata de una segunda recesión, ni de una vuelta a la recesión, ni de un corte en la recuperación: lo que hoy sucede es un paso más en la crisis sistémica que comenzó en el 2007, al igual que lo será la mayor caída que sucederá mañana. Pienso que sería útil que se fuese admitiendo eso, incluso por aquellos que ahora lo dicen aunque antes lo negasen.
    (Y eso-que-se-dice-que-se-ha-perdido: la confianza; bueno, se confió en que los recursos de que podía disponerse lo eran en una cantidad ilimitada, y ya ven donde estamos. Se confía en que ocurrirá aquello que se precisa para que suceda lo que se desea, independientemente de que sea posible, cierto o verdadero, y claro, luego pasa lo que pasa. Durante unos años, ¡bote!, salió bien, pero cuando eso ha dejado de ser así … se ha perdido la confianza. ¡Hombre, claro!; ¿qué se esperaba que iba a suceder?).
    Santiago Niñó-Becerra. Catedrático de Estructura Económica. IQS School of Management. Universidad Ramon Llull.


    Y digo yo, tenemos mucho que aprender de los pueblos originarios. Debemos elegir; Madre Tierra o Capitalismo. ¿No crees?

    un abrazo de loba!

    Ah, y gracias por la recomendación! Sé de alguien que verá la peli, jeje

    Tienes mi correo. Cuando quieras, me escribes :)

    Samanta

    ResponderEliminar
  6. Vale Samanta! Que lindo ue estés acá. Podía verte hace rato en el globo.
    Recién te mandé un correo cortito, me parece mas sencillo enviarlo por ahí.Ya me tengo que ir!! Un abrazo,
    Caro

    ResponderEliminar
  7. Es una película con muchas lecturas, con muchos estratos simbólicos. Una de las cosas que me resulta mas llamativa es la hibridación en un mismo escenario de tecnología y magia, quizá porque nuestra propia sociedad tiene en la tecnología la misma confianza que antaño se tuvo en la magia, a saber, que es capaz de ir contra las leyes físicas y vencerlas. Quizá por ello vamos hacia el desastre arropados y engañados por la idea de una todopoderosa tecnología.

    ResponderEliminar
  8. Me parece super interesante el analisis psicologico que le dan a estas peliculas las cuales son recientes para mi como el libro.. prometo buscarlo y gracias por generar en mi un interes a esto!! KALU

    ResponderEliminar
  9. Que genio este Miyasaki... todas sus pelis son geniales, desde la mirada filosofica que las piensa!!!!Mis piojas las aman! beso

    ResponderEliminar
  10. Yo lo ado-ro. Mi hija de casi cuatro ya vio tres pelìculas y aùn no pudo ver las mejores, creo que El viaje de Chihiro y la Princesa Mononoke le darìan miedo... Pero ya va a tener esa edad. ja!
    Saludos
    Caro

    ResponderEliminar
  11. ¡¡¡Hola, Caro!!!!
    Me quedé de piedra este mediodía cuando le leí a mi marido la interpretación que he hecho del personaje de Sofie y la “maldición” que le echa la bruja de páramo en la peli El Castillo Ambulante, y él a su vez me leyó esta entrada que había estado leyendo en tu blog, y que sin duda habla del porqué de esta afinidad entre dos mujeres salvajes al otro lado del mundo :).
    La “maldición” que echa la bruja del páramo (en la versión que vimos nosotros acá en España se llama así_por cierto, la vimos el domingo por la noche, y me pareció una película maravillosa) a Sofie no hace sino visible su aspecto interno: el de una vieja. Sofie no tiene buenos pensamientos. No tiene ilusión, trabaja un día y otro en la sombrerería de su padre, piensa que no es hermosa, que nunca ha sido hermosa, no ríe, no se divierte, no ama. Pero esto no ocurre por la noche cuando está dormida. Cuando Sofie duerme, no está pensando nada. Y por esto reaparece su aspecto joven.
    Bueno, te lo acabo de explicar bien en La Senda del Lobo (lasendadelobo.blogspot.com), porque aquí ya tuve que volver a escribir desde el principio antes pues se cerró mi cuenta gmail y luego cuando fui a publicarlo en tu blog me denegó el acceso! grrr te puedes creer? bueno sí, ya que a ti te obliga firmar como Anónimo en tu propio blog (¿!). Esto antes no te pasaba. Cambiaste algo??
    Y bueno, si no es por eso, será por esto otro, que ya me pasó una vez: blogger no publica los comentarios demasiaado largos. Así es que nos vemos en la senda, mi osa!

    ResponderEliminar
  12. ¡Ah!, Howl significa 'aullar' o 'aullido'. Casualidad? No lo creo.

    ResponderEliminar
  13. Umh... Dices que Victoria ya vio tres. Y que no ha visto aún La Princesa Mononoke y El viaje de Chihiro. De Hayao Miyazaki conozco esas dos, y El Castillo Ambulante. Está claro que, si no me fallan las matemáticas, me estoy perdiendo dos pelis!! cuáles son? cuáles son?

    besitos,

    ResponderEliminar
  14. Vio también "Ponyo mi pequeño pez" o en el acantilado... y " Susurros del corazòn" que en relidad me comentaban que no es Miyazaki pero si es de Gilbi y Miyazaki tuvo que ver con la película. Beso!!
    Caro

    ResponderEliminar
  15. "Ponyo mi pequeño pez"! jeje ;)Gracias!!
    besitos

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails