¡Gracias por estar acá!

domingo, 6 de febrero de 2011

Copas menstruales ¿Llegarán a Argentina?

Hace unos meses me enteré por un blog que existían estas cosas y enseguida llamaron mi atención. Se trata de una copa chiquita que va metida en la vagina los días de menstruación y de esa forma reemplaza los métodos tradicionales y molestos: tampón, toallitas, ETC.

Es re-utilizable y dura muchos años. Esta es la parte que mas me gusta porque toneladas de algodones y plásticos son utilizados durante la menstruación y todo este desecho podría evitarse gracias a la famosa copita.

El problema parece ser el de siempre. Es algo nuevo y no tiene propaganda y por lo tanto genera rechazo. Estamos acostumbradas a utilizar otros métodos que a mi entender no son mejores.
Mira aquí una nota y los comentarios de los lectores de "No puedo creer que lo hayan inventado".

Yo lo conté en mi oficina a mujeres y todas se mostraron asquedas porque a nadie le gustaba la idea de lavar su menstruación y que algo así fuera reutilizable.
Después pensandolo mas detenidamente recordé las palabras de Simone de Bevoir con respecto a la menstruación, que a las mujeres nos enseñaron a ocultarla y avergonzarnos de ella. Hay quienes dicen que tanta vergüenza y autorepulsión se ven reflejados luego en dolores mentruales terribles y otros problemas ginecológicos. Yo no si esto será cierto, pero no entiendo porque tanta repulsión. No voy a decir que es algo “natural” (aunque lo es) porque eso no es justificativo suficiente para que algo te de o no asco. Pero voy a decir que es algo que nos acompaña el 25% de nuestras vidas fértiles. Es hora de que aprendamos a disfrutar un poco mas del cuerpo y quizá no se padezca tanto. Volviendo a Simone, recuerdo que hubo partes de su libro que no coincidí, y este es uno de ellos. La mujer vive en un cuerpo que padece y sufre y hay que acostumbrarse al dolor.

Tenemos TAN internalizado eso del malestar con nuestro propio cuerpo que no nos planteamos el placer que puede darnos.
Es hora, ya de comenzar a disfrutarlo y no padecerlo.También en ese 25% de los días, podemos enseñarle a nuestras hijas que no tienen porque avergonzarse de la naturaleza de su cuerpo.
Aunque que es difícil y todavía me acuerdo de mi vergüenza de aquellas primeras veces comprando toallitas… (si che, no fue hace tanto!!).

Parece que en el país hay una vendedora oficial (gracias Luisina por el dato).


¿Y ustedes la conocen? ¿La probarían?

12 comentarios:

  1. acá la podés conseguir en argentina, una compañera de foro (Dolores Bulit) las vende :)

    beso!

    ResponderEliminar
  2. bueno, mi cerebro anda mal...me olvidé de dejarte el link, es este

    http://copamenstrualargentina.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. ahhhh que grande, voy a averiguar!!
    Gracias!!

    ResponderEliminar
  4. bueh... cuando la pruebe les cuentoooo

    ResponderEliminar
  5. Absolutamente !!!! Yo descubrí la copa menstrual hará cosa de un año, también por los foros, buscando alternativas más naturales y, por tanto, saludables. Además de, como apunta Carolina, evitar toneladas de deshecho de plástico y algodón cada año (la parte medioambiental, no menos importante), estaremos ante uno de los mayores favores para la salud que podemos hacernos como mujeres (además de no consumir productos que contengan leche de vaca, por supuesto no beber leche fresca de vaca, y usar los desodorantes sin sales de aluminio). Bueno, a lo que íbamos ahora: los famosos polímeros súper absorbentes de tampones y compresas resultan ser, pero eso no vende!, súper resecantes para las paredes de la vagina. Sequedad, picor, rojez, candidiasis... Esos tampones tan blanquitos están blanqueados co cloro. El plástico de las compresas no deja transpirar la piel, ocasionando humedad en la vagina que a su vez causa irritación, picor, hongos... Las fibras artificiales de rayón, dioxina, compuestos derivados de asbesto, de los tampones convencionales son sospechosos de provocar cáncer. Eso por no hablar de una enfermedad de la que se obligó hace unos años a informar en los paquetes: "El Síndrome del Shock Tóxico", sus síntomas son fiebre alta, vómitos y mareos.
    Llegadas a este punto, qué hacemos ? Para mí fue muy claro. Aún hay mujeres que se quejan si la compresa ecológica no retiene tanto como una de celulosa convencional, o si la copa menstrual no se ajustó bien y pierde, o que hay que volcarla en el inodoro y llevar una botellita con agua para limpiarla y volverla a colocar... Me parece que sólo por el hecho de que existan alternativas no perjudiciales para nuestra salud en base a una información que, como habeis comprobado, no es de fácil acceso porque no interesa, es para estar contentas. Y además, digo yo, acaso las compresas y los tampones del súper y las farmacias (evax, ausonia, tampax, etc.) son infalibles y no nos fallaron alguna vez ? Yo al principio de usar mi tampón ecológico, llevaba la copa y una compresa por si acaso. Pero os digo que a las pocas menstruaciones, empecé a notar lo que decían: el flujo se reduce (yo ahora tengo otra vez la cantidad de flujo que tenía hace años, que es poco-moderado, y no las reglas abundantes e interminables que venía teniendo), los dolores desaparecen (de ser una chica sin dolores menstruales, que practicaba deporte incluso los días de regla, había pasado a tener que tomar saldeva algunos meses por los dolores), a parte de restaurarse la flora y la humedad naturales en nuestra vagina. Por eso es que hace ya unos meses que casi me paso los días de menstruación sólo con compresas, incluso la noche con una compresa la paso bien (si quiero estar tranquila del todo, pues también me pongo mi copita). Lo que quiero decir es que todo ha sido para mejor. Mi cuerpo y el planeta lo agradecen :)

    Ah, os comento. Yo empecé usando la mooncup, pero a mí personalmente me parecía que el látex era un poco duro. Ahora hace tiempo que uso la lunette, y fenomenal. También está la fleurcup, pero no la he probado. Encontraréis vuestra copa menstrual en una tienda de productos ecológicos o alguna de las farmacias registradas como puntos de venta oficial de cada una de las marcas (esto es muy importante! consultad la pagina web, y buscad puntos de venta oficiales del producto)

    mujeres, un abrazo desde España !!

    ResponderEliminar
  6. Hola Sam, muchisimas gracias por la informaión, está genial!
    No sabés las cosas que me dijeron ayer cuando lo comenté con mi hermana y mi madre...!!! Pero pronto me voy a ir haciendo de artículos ecológicos ;-) un abrazote

    ResponderEliminar
  7. también hay toallas higiénicas lavables...que son una buena opción ;-)

    saben que yo creo que una vez me dio el shock tóxico del tampón? en la urgencia me dijeron que era una intoxicación...pero mi instinto me dice que fue el tampón, porque ni bien me lo saqué (antes de ir a la guardia) me empecé a sentir mejor.

    besos!

    ResponderEliminar
  8. mmm, no creo. Debe haber sido una infección con fiebre. Del shock tóxico es cuando tenés una infección ya sistémica y la bacteria o el virus está en la sangre. Muy probablemente si te da eso te morís. Pero si puede haberte dado una infección bastante seria. A mi tía le pasó un día que se olvidó uno adentro y comenzó a subir fiebre. No es pavada.
    Saluditos

    ResponderEliminar
  9. Uso la copa menstrual de la marca Melina, el modelo connanilla, y estoy muy contenta. La hiervo en agua durante cinco minutos al principio y al final del ciclo, lavo la copa con agua y jabón neutro y me la coloco. Y ya no tiro compresas, tampones a la basura. Me ahorro dinero, y es como tener un as debajo de la manga. En todos los países no se encuentran compresas, tampones en Farmacias, Supermercados. Dura entre ocho y 12'horas. Y para cambiarla en un baño público, con llevarse una botellita de agua, y unas toallitas para limpiar la copa es suficiente.
    Si una joven, una mujer, no valora su sangre menstrual, nadie lo va a hacer por ella.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails